ESPAÑOL - ENGLISH

encabezado nutricion y actividad

¿A que llamamos actividad física?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la actividad física como "todo movimiento que forma parte de la vida diaria, incluyendo el trabajo, la recreación, el ejercicio y las actividades deportivas".

“Actividad física” es una expresión bastante amplia que engloba distintas actividades que varían en intensidad: desde caminar, bailar, subir o bajar escaleras regularmente, andar en bicicleta, correr ligero y hasta practicar deportes.

Es bueno saber que la actividad física no necesita ser ardua o intensa para ser beneficiosa, no es necesario pertenecer a un gimnasio ni practicar deportes vigorosos para lograr resultados positivos de salud.

Una de las ventajas de la actividad física es que se puede incorporar de distintas maneras a lo largo del día: puede llevarse a cabo por cualquier persona, sin demasiado costo y sobre todo adaptarse a la rutina diaria.

¿Cuáles son los beneficios de la Actividad Física?

Realizar ejercicio regularmente junto con una alimentación saludable mejora la salud y la calidad de vida, ayudando a evitar o retardar la aparición de enfermedades relacionadas con una vida sedentaria y pocos hábitos saludables, como obesidad y sobrepeso, presión arterial elevada, problemas del corazón, diabetes y osteoporosis entre otras complicaciones de la salud.

Los verdaderos beneficios van mucho más allá de la prevención de enfermedades. Tener un estilo de vida en movimiento mejora también el estado de ánimo y estimula la agilidad mental; además con una práctica prolongada en el tiempo se puede mejorar la autoestima y aumentar la interacción e integración social.

¿Cómo incorporar la actividad física a la vida diaria?

Se puede elegir subir o bajar escaleras en vez de esperar el ascensor. Al caminar hacia algún destino en particular hacerlo enérgicamente, no detenerse ni aminorar la marcha, hacerlo a conciencia de su beneficio. En los ratos libres realizar actividades recreativas que demanden ejercicio físico. Las tareas domésticas del hogar son ideales para mantenerse en movimiento.
La actividad física se puede realizar en todas partes y en cualquier momento, sólo se necesita encontrar las oportunidades todos los días.

El vínculo entre la nutrición y la actividad física

A la hora de desempeñar un deporte no cabe duda que la genética juega un papel primordial en la habilidad deportiva, sin embargo hay otros factores que pueden facilitar el desarrollo deportivo de una persona.
Los logros de una persona en los deportes están determinados por factores personales, sociales, económicos, culturales y ambientales. La nutrición es uno de esos factores ambientales que puede ser controlado de manera completa por el individuo. Una buena nutrición es importante tanto para un normal crecimiento y desarrollo como para mantener un buen estado de salud. Para un deportista la alimentación puede marcar la diferencia en la performance (o rendimiento físico).